Las autoridades facilitan ‘dramas’ como el de Evangelina Chamorro