José Ignacio Beteta, Director Ejecutivo de Contribuyentes por Respeto, reflexiona sobre el Plan Esperanza, un programa estatal que ayuda a los enfermos oncológicos sin recursos. Señala que no hay una memoria actualizada del mencionado plan de los últimos cuatro años, tampoco existe un censo del número de casos de cáncer ni se conoce el costo a asumir por enfermedad. En otras palabras, demasiada imprevisión.

Fallas del Plan Esperanza