¿En qué invertirá el Estado el dinero de los contribuyentes?